Isabel Cortéz

Sindicato de Trabajadoras/es Obreras/os de la Empresa Innova Ambiental de Lima (SITOBUR)

Tras casi 15 años de trabajar en condiciones precarias, mal pagadas e inestables, Isabel y sus compañeras crearon, contra viento y marea, el SITOBUR. El sindicato era la oportunidad para darles una mejor calidad de vida a sus familias, pero este reclamo justo generó una reacción violenta de parte de la empresa, que empezó a acosarlas y finalmente despidió a varias trabajadoras de manera arbitraria. Ante la constante amenaza, las trabajadoras de limpieza demandaron al Poder Judicial que la empresa Innova Ambienta S.A. y la Municipalidad de Lima Metropolitana (MML), reconociera su derecho al trabajo. Fueron varios años de lucha, de represión policial y amenazas por parte de la Policía, la empresa y la MML. Pero su lucha no fue en vano. 

Entre el 2017 y el 2018, el Poder Judicial les dio la razón a Isabel y sus compañeras. Ordenó que la MML reconociera que ellas realizan un trabajo esencial para la ciudad y que 709 trabajadores y trabajadoras debían pasar a ser parte del municipio con plenos derechos laborales. Sin embargo, durante su lucha, las trabajadoras de SITOBUR sufrieron diversas formas de violencia: Violencia policial en las protestas en las que participaron; violencia para tratar de disolver su sindicato; violencia por defender sus derechos; hostigamiento sexual y violencia de género durante sus protestas.

A pesar de todo esto, ellas decidieron acabar con estas injusticias y hoy se la juegan por sus compañeras, por sus familias, por un trabajo digno y porque se reconozcan sus derechos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *