German López Ballesteros

Miembro de la nación indígena Yanesha y jefe de la comunidad amazónica de Nueva Austria del Sira.

Soy German López Ballesteros, nací en la provincia de Puerto Inca, tengo 55 años de edad, y miembro de la nación indígena Yanesha. Vengo organizando a mi comunidad amazónica de Nueva Austria del Sira.

Fundamos nuestra comunidad hace 20 años, sin embargo, para las autoridades somo invisibles, no existimos. Habiendo cumplido con todos los requisitos que exigen las autoridades regionales para el reconocimiento de nuestra comunidad, después de muchas luchas fue reconocida solo en el papel en el año 2004. Un año después las autoridades empezaron a desconocer nuestras viviendas, no querían verificar nuestra existencia, ¿el argumento? Nuestra comunidad les quedaba muy lejos, a un día de camino, es así que nunca se acercaron a ver nuestras viviendas, dejándonos desprotegidos frente a los invasores que querían ingresar a nuestros territorios.

Desde el 2009 los invasores ingresaron con fuerza a nuestros territorios, logran la titulación mediante prebendas políticas con los candidatos regionales que ofrecían títulos de propiedad a cambio de votos, entregándoles títulos de propiedad individual sobre territorios comunales, durante estos años hemos escuchado muchas razones del despojo de nuestros territorios por parte de las autoridades y de los invasores: que somos unos nativos ociosos, que no trabajamos, que no necesitamos tantas tierras. El gobierno regional de Huánuco ha emitido títulos de propiedad individual sobre nuestro territorio comunal, arriesgando nuestra seguridad y la de nuestras familias, no quieren reconocer la existencia de Nueva Austria del Sira, esperan que se cumplan dos años, para que los invasores de nuestros territorios tengan derechos adquiridos.

Los invasores talan los árboles maderables que son el pulmón del mundo y la comida de los animales, esto frente a los ojos de las autoridades. El desbosque es su objetivo para luego crear los pastizales, un pueblo indígena sin arboles ni bosques, no es pueblo indígena, nuestra existencia esta en peligro.

Las amenazas en mi contra son numerosas, soy el presidente de la comunidad Nueva Austria del Sira y vicepresidente de las Unión de nacionalidades Ashaninkas – Yanesha, dirijo a 21 comunidades en la amazonia peruana, resistimos desde hace décadas, a las mafias que deforestan nuestros bosques y han terminado con la paz y tranquilidad de nuestras comunidades. Los invasores quieren acabar con mi vida. El pasado 29 de julio atacaron mi vivienda, hiriendo a un familiar con 4 balas a quien confundieron conmigo, he tenido que huir, dejar mi tierra, mi familia, vivir con miedo, porque me están siguiendo, vivir escondido para continuar con vida.

Soy padre de 7 hijos, y no le temo a la muerte, he luchado durante toda mi vida por la paz, desde joven sirviendo a la patria durante el conflicto armado interno, fui un soldado de las autodefensas contra el terror, salvamos a nuestro pueblo del genocidio, nos enfrentamos a las mafias que quieren desaparecer nuestra Amazonía.

Me la juego por los bosques que cuidaron mis ancestros, porque mis hijos y mis nietos sigan preservando el pulmón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *